CONSEJOS PARA UNA BUENA COLADA

 

    1. Comprueba los bolsillos antes de lavar

 

Asegúrate de que has vaciado tus bolsillos. Es muy importante invertir un poco de tiempo en esta operación, hacerlo te evitará problemas y algún disgusto. Imagina lo que pasaría se te dejas alguna moneda, caramelos, tarjetas o lo es peor algún documento, billetes o un bolígrafo.

 

         2. Adopta buenos hábitos

 

La ropa que consideres que puede desteñir o que se puede desgastar con más facilidad dale la vuelta, evitarás un roce innecesario. Cierra las cremalleras y desdobla los puños. Las piezas más delicadas como sujetadores, cinturones o alguna prenda con lentejuelas ponlos en una bolsa para la ropa. Las prendas grandes con las grandes y las pequeñas con las pequeñas.

 

3. Clasifica la ropa

 

Es muy importante que clasifiques la ropa por colores. Puedes hacer tres grupos, colores oscuros, colores claros y blancos.
También es importante clasificar las prendas teniendo en cuenta la temperatura de lavado recomendada en las etiquetas y lavar las prendas muy sucias por separado.

 

    4. No cargues mucho la lavadora

 

El máximo que se debe llevar una lavadora es hasta las ¾ de su capacidad. Si sobrepasa este máximo la ropa no se mueve ni se frota entre ella y en consecuencia no se lavará bien pudiendo incluso quedar resto de detergente o suavizante.

 

 

    5. No te pases con el detergente

 

     Puede ocurrir que al sacar la ropa veas sombras, rayas o puntos blanquecinos, esto es porque has añadido demasiado detergente o suavizante o porque has cargado demasiado la lavadora. Para recuperarla vuelve a lavarla sin detergente y con algo menos carga, verás que bien te queda la colada.

            

 


Llamar

E-mail

Cómo llegar